Sunday, Dec. 8, 2019

L´Argentera. Un túnel con historia

Written By:

|

19 Jun ’13

|

Posted In:

L´Argentera. Un túnel con historia

El 15 de abril de 1890 “La Ilustració Catalana” publicó la noticia de la unión de los extremos de las galerías del túnel de Argentera. En ese momento fue el mayor túnel construido en España, con 4.044 metros de longitud y un coste de 4.945.650,41 pesetas.

Pero las curiosidades de este túnel empezaron desde el mismo momento del inicio de su perforación.

Francisco Gumà creo una compañía llamada Ferrocarriles Directos en Madrid, Zaragoza y Barcelona y dentro de la construcción de esta línea, en el otoño de 1883 fue cuando se inician las obras de perforación del túnel, que tenía que unir las cuencas del Ebro y el Francoli. Debido a la envergadura del proyecto se quedó la compañía sin recursos. Otra compañía, la llamada Ferrocarriles de Tarragona a Barcelona y Francia (TBF), se hizo cargo de las obras a inicios de 1885, encomendando al ingeniero Eduard Maristany y Gibert la dirección de los trabajos. TMF también quedaría muy endeudada con los trabajos de este túnel y finalmente fue absorbida en 1899 por la compañía Madrid Zaragoza y Alicante (MZA).

Todos estos altibajos económicos quedaron eclipsados por un curioso hallazgo en la perforación del túnel.

001 tunel argentera estacion Pradell

Al llegar los trabajos de perforación a unos 550 metros de la boca del túnel por la parte de Falset, se halló un imprevisto fenómeno geológico. Se encontró una pequeña grieta en el suelo que tras examinarla, se vio daba paso a una enorme cueva con un río subterráneo muy caudaloso.

Para dar una idea de la importancia de esta caverna natural, revestida en algunos puntos de caprichosas estalactitas, basta señalar que su longitud reconocida es de 90 metros, su ancho llega en algunos puntos a 12, y su altura alcanza los 8 y 9. Se restableció el régimen normal del manantial que en ella nacía, suministraba de 30 a40 m3 de agua al día, llegando a un caudal de  200 m3 en épocas de grandes lluvias y se procedió a consolidar el terreno.

Se fortifico este curioso accidente del terreno con 48 pilares de sillarejo, abovedado en algunos puntos, con la construcción de muros longitudinales que reciben y sirven de cimiento a los de los estribos del revestimiento del túnel. Para explicarlo más gráficamente podemos decir que se construyó un puente dentro del túnel.

Solamente la consolidación de la cueva, construcción de los muros, pilares, arcos, etc… costo 19.164 pesetas de las de 1890.

La siguiente curiosidad histórica del túnel fue su uso durante la Guerra Civil, siendo el lugar de estacionamiento del tren hospital de las Brigadas Internacionales, durante la batalla del Ebro.

002 TrenHospital (1)

 La composición habitual del tren era:

• La locomotora  vapor y su ténder con carbón.
• Un furgón para Intendencia.
• Tres vagones de los de 1ª Clase, para heridos que no precisen de camilla.
• Dos vagones con camillas.
• Un coche quirófano, subdividido en tres departamentos. En el primero, la mesa de operaciones y vitrinas con material quirúrgico propio de curas rápidas. En el segundo, un saloncito para descanso. Y en el tercero, subdividido en dos dependencias, en una litera para, el sanitario y en la otra, el material de farmacia y cura.

Los vagones llevaban pintada en el techo la Cruz Roja, lo que no era inconveniente para ser atacados por la aviación rebelde. De día, protegidos en el interior del túnel, eran efectuadas las curas he intervenciones quirúrgicas, para evitar los bombardeos. De noche el tren salía al aire libre para que los heridos pudieran respirar aire limpio, se estacionaba en la  estación de Pradell, quedando la vía libre para poder evacuar en otros trenes los heridos hasta el hospital de Reus. Los que no sobrevivieron fueron enterrados al principio en el cementerio de La Torre de Fontaubella y después en dos fosas comunes cercanas a la estación del Pradell.

003 TrenHospital (7)

Cuando las Brigadas Internacionales fueron desmovilizadas. Se les rindió un homenaje en Barcelona, el 28 de octubre de 1938 ante las más altas autoridades de la República (Azaña, Negrín, Companys). Pero a este desfile en La Diagonal de Barcelona, le precedió otro menos multitudinario. Fue en una explanada encima del Túnel de L´Argentera, donde formaron los brigadistas, que tenía su campamento en Marçà, escucharon a sus mandos que pasaron una revista final. Entre esas tropas estaban los supervivientes de la Brigada Lincoln, con su joven comandante Milton Wolff, que siete meses antes había combatido en Caspe.

004 parada militar de los brigadistas, en la explanada del túnel de L_Argentera.

Ignacio Gracia

 

Share This Article

Related News

La historia de Jacinto Suñer
Al avión o al paredón: Juan Chacón, soldado en la Batalla de Caspe
CASPE LITERARIO. JESÚS ZABAY Y UNA NOVILLADA

About Author

Amadeo Barceló

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies