Thursday, Mar. 4, 2021

1813-2013: Bicentenario de la liberación de Caspe. Crónica de los hechos

Written By:

|

5 Jun ’13

|

Posted In:

1813-2013: Bicentenario de la liberación de Caspe. Crónica de los hechos

Nos metemos en la máquina del tiempo. Fijamos la fecha exactamente doscientos años atrás:

Estamos en junio de 1813, el mes de la debacle para los franceses en su campaña en la Península Ibérica. Los libros de Historia cuenta cómo José Bonaparte se retiraba. Las flamantes tropas del Imperio caían estrepitosamente derrotadas en la definitiva batalla de Vitoria.

Por aquellos días, la ciudad -con los franceses, por primera vez, lo fue- de Caspe estaba también escribiendo una de sus más destacadas páginas de la historia reciente.

Porque precisamente en el mes de junio llegaron las tropas españolas dirigidas por el coronel Ramón Gayán[1].  Así lo narró el cronista local Mariano Valimaña en sus conocidos Anales de Caspe:

Venida del Coronel D. Ramon Gayan

Año 1.813.- Al fin de la guerra de Independencia, cuando ya los franceses habían perdido la famosa batalla de Victoria, y otras muchas antes, apareció por la Ciudad de Caspe el Coronel español D. Ramón Gayan, con dos mil quinientos infantes y doscientos caballos todos aragoneses. Fué su venida en el Junio por los días de S. Antonio con el fin de apoderarse del Castillo, cuya guarnición francesa no había más que unos 140 hombres apenas.

Gayán con su gente entró en Caspe, estrechó cuanto pudo a los franceses, colocando sus tropas en las calles y casas más inmediatas al fuerte como eran el Portal del Obispo, calle de S.Juan, la calle Vieja con todos sus cantones, y la Muela. Durante el sitio que sería como unos quince días, mataron los franceses desde el Castillo varios soldados y paisanos; la Residencia eclesiástica al convento de S.Agustín, donde permaneció cosa de dos meses.

Gayán no tenía artillería para tomar el castillo, y así, vista la resistencia del enemigo echó mano de las minas. Abrió primeramente una mina en la calle de S.Juan, a donde se entraba por la calle de Mos. Pedro y su dirección era hacia las bodegas del Convento de S.Juan. Apenas concluída se le dió fuego, y aunque hizo bastante estrago, en los graneros y parte del Convento quedó la brecha intransitable, por no haber caído las paredes interiores, lo cual impidió el asalto por aquella parte. En seguida emprendió otra mina en la calle Vieja a la derecha cerca del portal, por la última casa que era de Juan Sudor Garay, alias Perigan, la cual iba a dar por bajo de la calle  del trujal al centro del Castillo. Esta mina intimidó mucho a la guarnición francesa, y lo que hicieron fué fugarse en el silencio de la noche hacia Rimer con dirección a Mequinenza.

Cuando los sitiados notaron la marcha, volaron en su persecución; mataron algunos, trajeron varios prisioneros de cuyo número era también el Capitan Petit, conocido en el pueblo por mui aporreador, y otros pudieron llegar a Mequinenza con muchos trabajos. En ese sitio se destruyó el Portal del Obispo, y también la pequeña manzana que formaban la casa de Matías García, contigua, pero antes de llegar a la del referido Perigan, la de Juan Díez que estaba a la vuelta de la esquina en la subida misma del Castillo contra la Capilla de la S. Vera Cruz, y el cimenterio de los niños, que estaba a la espalda de todas estas casas, y detrás de la Capilla del Rosario, en que había debajo de la reja de la Sacristía de la Vera Cruz, en el cantón que sube a la iglesia por fente a casa de Peguero.

Ninguna de estas casas se han  reedificado desde entonces ni otra del Bailío que había en el mismo portal de la cuesta apegada al trujal del Castillo, cuyo corral sobre la peña corría en la rinconada hasta el común del Castillo; ni servía de Capilla a la Virgen de Monserrate, y en ella se decía Misa, hasta que lo prohibió en visita el Sr. Arzobispo D. Juan Saenz de Buruaga, siendo esta la causa de no haberla reedificado los cofrades de la Virgen, y haber hecho su nueva Capilla fuera del Portal.

Junto a la narración de Valimaña, recientemente fue incorporada una nueva fuente. A través del Archivo Histórico Nacional nos acercamos a interesantísimos detalles en torno a cómo se desarrollaron los hechos. En el siguiente documento, el propio coronel Gayán se dirige a José Durán, Mariscal de Campo del Ejército español y General de la 6ª División (respetamos la ortografía original del documento):

Consiguiente a lo que insinuaba a V.S. en mi anterior desde Hijar sali a la madrugada de ayer para este punto distante ocho horas y después de un descanso de tres, entre en el pueblo a las seis de la tarde, y aunque los enemigos cerraron las cuatro puertas, y trataron de hacerse fuertes en ellas conservando la linea de la debil muralla guarnecidos de la arpilleras, fue en vano; pues habiendo mandado abanzar las compañias de cazadores consiguieron saltar la pared que forma dicha muralla y ganar las puertas que quebrantaron, lo que les obligo a replegarse sin demora al fuerte cuya diligencia no pudieron executar el cabo y once soldados que custodiaban la barca del Hebro, que noticioso de ello destaque veinte caballos y cincuenta cazadores, y sin embargo de que inmediatamente se avistaron se metieron en una casa fortin que tenian para tales ocasiones se les preciso a entregarse a las once de la noche quedando once prisioneros y uno muerto.

A pesar de que el terreno pedregoso de este frente promete pocas ventajas por ahora; no obstante hago […] indagaciones y reconocimientos para penetrarme? de un modo supuesto de que por la parte de Zaragoza ni Tortosa hay la menor novedad. Los enemigos han tenido bastante perdida, tanto a la entrada como después en el fuerte desde unas casas inmediatas a […] la iglesia con la que se comunica. La […] consiste en dos muertos uno de Caballeria y otro de infantería con tres tenientes heridos. Dios guie a V.S. […] a Caspe y Junio 12 de 1813 = Ramon Gayan = Señor D. Jose Joaquin Duran.

A continuación, y con el fuerte ya sitiado por los españoles, Gayán se pone en contacto con el comandante francés, anunciándole que las columnas que venían en su auxilio han sido eliminadas, que tiene dispuestas tres minas para volar el fuerte, y que dará fuego a la primera a las doce de hoy si no se rinde.

Señor Comandante del Fuerte de Caspe = Los sucesos de la herra me han traido a las puertas de vuestro fuerte con mi division: Tengo dispuestas tres minas, que deben bolarlo, si vuestros talentos militares conociendo lo intutil que sera el defenderlo no tratan de […]posible, por medio de una capitulación honrosa. Me sera facil el convencer vuestro entendimiento con documentos infalibles y conocereis la imposibilidad de recibir socorro. Las columnas que venia en vuestro auxilio, ha sido barrida por mis vanguardia a las inmediaciones de Fabara y en su retirada a Tortosa se ha llevado las guarniciones de Batea, Pinell, y otra, cuyos acontecimientos combinados con las desgracias del […]que manda el General Suchet borran toda confianza: bajo de este […] a las doce de este dia voy a volar la 1ª sino tratais de rediros= […] Don Ramon Gayan.

El 17 de junio, tras recibir el oficio de Gayán, el comandante francés del Castillo de Caspe (no aparece su nombre) comunica a Gayán que no tiene intención de rendirse. El tipo de letra nos indica que ha sido trazada por la misma mano que la comunicación de Gayán, por lo que deducimos que la que se presenta a continuación es una trascripción del original escrito desde el Castillo:

Señor D. Ramon Gayan Comandante de la Division en Caspe: He leydo con mucha atención su oficio don fecha del Dia de hoy. Mis sentimientos y los de mi Guarnicion son como sigue= 16 años de servicio = 12 grandes vatallas, 8 heridas mayores, me han aprendido a morir en mi puesto = 300 valientes granaderos y bolteadores que componen mi Guarnicion, estan resueltos a hacer lo mismo. Tengo el honor de saludar a V.S. con la consideración mas distinguida= El Comandante del Castillo de Caspe = 17 de Junio de 1813 = Señor D. Ramon Gayan

Al día siguiente, 18 de junio, Gayán vuelve a ponerse en contacto con el comandante francés, diciéndole que tiene dos minas más preparadas y que se van a volar. Es un ultimátum:

Señor Comandante del Fuerte de Caspe = Los momentos de vuestra suerte son criticos = Las minas se ban a bolar, el estrago de la de ayer os hara una idea de las demas; y abren las brechas asalto por toda la circunferencia, y no admito partido alguno = Diecidiros prontamente, seguro de que no volveré otra vez a manifestaros mis sentimiento = Tengo el honor Vª  =  Caspe y Junio 18 de 1813 = Ramon Gayan.

La cosa se anima, y el mismo día 18 de junio, el francés reitera a Gayán que no tiene intención de rendirse:

Señor Comandante General de las tropas en Caspe D. Ramon Gayan = He tenido el honor de recibir vuestro oficio con fecha de hoy y a su contestacion, digo mis tropas y yo tenemos los mismos sentimientos, y tube el honor de manifestar a V.S. en mi oficio de ayer 17 del corriente = tengo el honor Vª = el Comandante del fuerte de Caspe

Pero lo cierto es que, cuando Ramón Gayán hizo volar la mina, causó el efecto deseado. Esa misma noche, los franceses abandonaron Caspe en dirección a Mequinenza.

Pero muy poco duró la alegría. Nuevas tropas francesas se acercaban y, al día siguiente, Ramón Gayán tomó una decisión que fue fatañ para el conjunto formado por Convento y Castillo. La misiva que se reproduce a continuación, remitida por Gayán, fue dirigida de nuevo al mariscal Duran. A su vez, éste informó del asunto al jefe del Estado Mayor, Wellington

Exmo. Señor

El Mariscal de Campo D. Jose Duran me dice de 24 de Junio desde Soria lo que sigue.

Excmo. Señor. En los momentos de montar a caballo para trasladarme al Reyno de Aragon a ponerme al frente de la Division de mi mando recibo al Coronel D. Ramon Gayan gefe de la 1ª Brigada de ella, y encargado interinamente por mi ausencia de sus operaciones el parte siguiente= siguiendo el plan que me propuse y manifestaba a V.E. en mi anterior antes de dar fuego a la mina que con mucho trabajo consegui se hiciera al Convento de San Juan inmediato a este fuerte, y que tambien ocupaban los enemigos, puse a un comandante con fecha 17 del corriente el oficio de […] consta de la copia nº 1º y el que contesto con la del numeroº2º  y en su vista se volo haciendo el efecto que se deseava con el objeto de que penetrara mi idea le repeti la del nº3º al dia siguiente al que […] con la del nº4º

En el momento que de acuerdo con los Sres. Gefes de los cuerpos tenia todo prevenido para dar el asalto el 18 por la brecha ya egecutada y por la que indispensablemente resultaria de la otra mina, y demas operaciones que me parecieron convenientes al intento a las nueve de la noche se me dio aviso habian roto por la parte opuesta que cae al rio Guadalope en este estado y noticioso por los centinelas tomaron el camino de Mequinenza despues de ocupar el castillo, sali en su seguimento hasta llegar bajo  tiro de cañon de dicha plaza y aunque aprovechandose de la oscuridad de la noche de el terrerno montuoso y espesura de bosques, se dispersaron en completo desorden para librarse el resultado ha sido salvarse  de toda la guarnicion tan solo veintiseis  individuos quedando en mi poder un capitan, un teniente, noventa sargentos cabos y soldados; a cargo de esta justicia cuarenta heridos y enfermos que dexaron en el fuerte con algunos efectos; y hasta el completo de que se componian muertos en el campo. 

La perdida de ambos cuerpos consis//te en diez muertos, incluidos dos a los primeros y uno a los segundos de las compañias cazadores de Daroca = acavan de llegar a distancia de cuatro horas de este punto dosmil quinientos franceses con cuyo motivo he dispuesto dar fuego al Castillo y convento de San Juan y en la hora sigue el incendio de modo que quedan ambos edificios completamente inutilizados para poderse reponer lo que notifico a V.E. para su conocimiento y satisfacion = Dios guie a V.E muchos años. Caspe 19 de Junio de 1813 = Ramon Gayan = Sr. D. Jose Joaquin Duran General de la 2ª Division. PD. Respecto a que esta barca es el unico paso que tienen los enemigos y por donde se dirigen a Zaragoza he dispuesto ocultarla con sigilo en puesto oportuno para hacer uso de ella cuando convenga = Gayan = y me apresuro a comunicarlo a V.E. con las copias de las contestaciones que se citan para su conocimiento y satisfacion no pudiendo menos de […] a tan digno Jefe

 Lo que traslado a V.E. con inclusion de las copias que se citan, para la noticia y a fin a que se sirva elvarlo a S.A. la Regencia de las Españas.

Dios guien a V.E. […..] 3 de Julio de 1813

Según cuentan las crónicas, el castillo quedó bastante afectado. Pero la peor parte se la llevó el convento: tras aquel incendio, ya nunca recuperó su esplendor pasado. ¿Fue realmente necesaria la medida preventiva de incendiar el fuerte caspolino?

Bajo nuestro punto de vista actual como defensores del patrimonio local, es posible que respondamos a esa pregunta con un rotundo no. Podríamos alegar que los franceses solo estuvieron aquí dos días. ¿Estaría todavía en pie el antiguo Convento y el Castillo medieval caspolino, si Gayán no hubiera tomado esa decisión? Nunca lo sabremos. Aunque tampoco debemos olvidar que los conflictos del siglo XIX, no habían hecho nada más que empezar. Las guerras carlistas fueron otro duro golpe para el Castillo de Caspe.

No obstante, en defensa de Gayán debemos añadir que, efectivamente, los franceses llegaron a Caspe. Tas la derrota de Vitoria, el ejercito francés de Valencia, también vencido, se replegó en dos cuerpos iniciando la retirada. Uno pasó por Tortosa y el otro por Teruel, Alcañiz y Caspe, llegando a la ciudad del Compromiso el 12 de julio de 1813. Los franceses que llegaron a Caspe eran el ala derecha de las tropas mandadas por Suchet.

Valimaña narra del siguiente modo este pasaje:

Batido ya el ejército francés en todas las provincias de España, venía por Valencia una gran parte que se dividió en dos cuerpos, una para Tortosa, y otra por Teruel a Alcañiz y Caspe. Llegaron a esta el 12 de Julio de este año, marcharon hacia Mora el 14 por la mañana, y ya no los vimos más.

 Amadeo Barceló

El texto es una  adaptación del artículo publicado por el mismo autor en Cuadernos Caspolinos nº 28 del Centro de Estudios Comarcales en el año 2009 con  el título «Nuestras tropas se apoderan del fuerte de Caspe».

FUENTES

ARCHIVO HISTORICO NACIONAL

 DIVERSOS-COLECCIONES, 100, N.16. Expediente sobre la toma del fuerte de Caspe por parte del general José Durán

BIBLIOGRAFIA

Arnaldos Gimeno, Pedro., “Caspe y la Guerra de la Independencia”. Cuadernos de Estudios Caspolinos XIII. Caspe, 1987.

Artola Gallego, Miguel., La España de Fernando VII. Biblioteca Histórica de España. Madrid, 1999.

Boletín de Historia y Geografía del Bajo Aragón. Vol. II. 1908.

Valimaña Abella, Mariano., Anales de Caspe. GCC. Caspe, 1988.

 

[1] Ramón Gayán y Díaz, nacido en Paniza en el año 1772, era un rico labrador que destacaba también por su afición a la caza. Iniciada la guerra, en 1808 organiza junto a su hermano Mariano y su amigo Antonio Lomba el batallón conocido como “Tiradores de Cariñena”, que dirigió durante algún tiempo. La importancia de estas tropas fue clave, puesto que hizo posible la llegada de los refuerzos levantinos a Zaragoza entre los dos Sitios. Por el contrario, la tesis de Artola defiende que Gayán no se convierte en guerrillero hasta la fracasada invasión de Aragón por parte de Blake en 1809 (cuando Blake estuvo en Caspe). Dicen de él que era un bravo y temerario guerrillero, de decisiones rápidas, y azote de los franceses con sus vertiginosos movimientos. Se destacó en zonas de Cuenca, Albarracín, el Frasno, Calatayud o las riberas del Huerva y el Jalón. En los primeros momentos de la ocupación, luchó junto a Blake y Villacampa en Belchite, y hostigó desde Paniza a las tropas francesas de Daroca, siendo ascendido a capitán.

Destacó especialmente conteniendo a las tropas francesas el 16 de julio de 1.808, cuando unos 1.200 hombres de infantería francesa y 50 a caballo subían hacia el puerto de Codos.  Gayán, apoyado con el paisanaje armado y unos 50 voluntarios que le proporcionó el gobernador de Daroca, hizo retirarse a la soldadesca francesa. Ramón Gayán falleció en 1846, víctima de un accidente cuando se encontraba cazando y sufriera un derrame cerebral. Sus restos descansan en el cementerio de Paniza. En Paniza todo recuerda a Gayán: en la ermita de la Virgen del Aguila, una placa colocada en 1934 recuerda que fue incendiada por el mariscal francés Suchet, creyendo que se hallaba escondido dentro el temido guerrillero. También entre Paniza y Aladrén se encuentra una magnífica finca conocida como Huerta Gayán, y una casa conocida por el nombre de Gayán en la calle Mayor. Por tener tiene hasta una glosa escrita en 1946: Dos cosas tiene Paniza / que valen un dineral / el nido de nuestra Virgen / y la gloria de Gayán. Como no hay placa, posiblemente no todo el mundo sepa que, bajo la iglesia, el paso que comunica con la calle del Carmen es la Revuelta Gayán, precisamente por estar allí  la entrada a la segunda mina colocada por sus tropas.

 

Batalla Vitoria

Share This Article

Related News

La historia de Jacinto Suñer
Al avión o al paredón: Juan Chacón, soldado en la Batalla de Caspe
CASPE LITERARIO. JESÚS ZABAY Y UNA NOVILLADA

About Author

Amadeo Barceló

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies