Wednesday, May. 23, 2018

ANTONIO ESPINOSA: La recuperación del antiguo cauce del Guadalope necesita del apoyo masivo del pueblo de Caspe

Written By:

|

14 Oct ’16

|

Posted In:

antonio-espinosaAntonio Espinosa  (1944) perteneció en su día al cuerpo técnico de ENDESA, posición que le permitió conocer de cerca la realidad de embalse de Caspe, de nuestros ríos y del entorno de nuestro pueblo.

Ahora, ya jubilado, es una de las personas de la organización que reivindica la recuperación del antiguo cauce del Guadalope, el tramo final de este río que fue desviado cuando se construyó el embalse de Mequinenza y que, a día de hoy, es poco más que una acumulación de agua podrida y maloliente que afecta a muchas hectáreas de huerta entre el Dique de Pescadores y la presa de Los Moros, situada junto a los tres túneles.

El proyecto es recuperar lo que antes era un río y acabar con estas zonas insalubres, transformando el cauce en una zona agradable de paseo y naturaleza. Pero queremos que Antonio nos explique más, así que vamos a por él.

 

Empecemos por el principio. ¿En qué consiste, a grandes rasgos, el proyecto de recuperación del río?

En algo tan sencillo y entendible para todos como hacer posible que una zona altamente degradada recupere la categoría de río, con lo que eso comporta: vida, naturaleza, etc. Es también una manera de devolver a Caspe lo que le expoliaron sin posibilidad de defensa por razones obvias que todos conocimos y sufrimos.

Además, la restauración morfológica y ambiental con la adecuación del cauce es una medida correctora para respetar flora, fauna y especies protegidas. En definitiva, recuperar la vida que se destruyó. Eso es inviable si no existe un caudal mínimo.

¿Quien realizó el proyecto que ahora tenéis en vuestras manos?

El proyecto lo realizó el Ministerio de Medio Ambiente, Medio Rural y Marino, dentro de la “Estrategia Nacional de Restauración de Ríos en la cuenca del Ebro”, cuyo proyectista fue D. Julián Conejo de la Torre, bajo la dirección de D. Lorenzo Polanco, ambos de reconocido prestigio en la restauración y recuperación de algunos de los ríos aragoneses.

¿A quién hemos de atribuir el mérito de que exista el proyecto?

El merito corresponde a un equipo de gobierno caspolino, en concreto a uno de sus concejales, Bienvenido Callao, que fue quien presentó a la población este proyecto y lo llevó hasta sus últimas consecuencias. Hemos de puntualizar que todavía sigue pendiente de aprobación definitiva por parte del Ministerio.

¿De dónde salió la idea de la reclamación?

Personalmente yo soy una persona muy sensibilizada con el tema que nos ocupa de resultas de una situación similar que ya viví en mis años infantiles con un río del entorno del pre-pirineo.

Cuando yo era niño nos bañábamos allí en un río que, en un momento dado, fue cortado por una presa. Cuando volvimos a bañarnos al año siguiente de que hicieran la obra, lo que antes era río se había convertido en un charco infecto a causa de los vertidos y de la alteración del cauce natural.

Por eso, cuando me tocó trabajar en el proyecto de las presas del Guadalope (en la presa del Dique y la presa de Los Moros), cuando apenas contaba dieciséis años, supe exactamente lo que iba a ocurrir, y es que el antiguo cauce del Guadalope se degradaría de la forma en que lo conocemos actualmente.

Pasados muchos años encontré una organización, la Asociación de Amigos del Castillo del Compromiso, a través de la cual se podía canalizar algún tipo de movimiento social para hacer posible la recuperación del tramo final del río Guadalope. Así, junto a un grupo de compañeros, hemos iniciado la tarea en la que los componentes de los Amigos del Castillo estamos dispuestos a dejarnos la piel en la consecución de este proyecto. Basta indicar la ingente labor llevada a cabo entre todos para organizar las jornadas ya previstas y las que sean necesarias en el futuro.

img-20161011-wa0000

¿Qué es lo que se precisa para conseguir la recuperación del río?

Lo más importante que se necesita es que esa sensibilización que tiene todo el pueblo de Caspe con respecto a la pérdida de este río, se traduzca en una presencia multitudinaria el domingo 16 de Octubre en la zona del Parque de Entrepuentes, donde vamos a vivir una jornada festiva, deportiva y, sobre todo, reivindicativa, al final de la cual se leerá el correspondiente manifiesto ante prensa, radio y televisión.

Sólo la presencia masiva del pueblo de Caspe permitirá que en las futuras negociaciones se nos tenga en cuenta, no solo como la Asociación de Amigos del Castillo, sino como el pueblo de Caspe en su conjunto.

Pero no solamente se precisa eso. Es necesario que nuestro Ayuntamiento encare la negociación fortalecido por las más de 2200 firmas que ya tenemos en este momento, y las imágenes de la manifestación masiva para que aquellos que tienen el poder de resolver lo tengan en cuenta. Y nos estamos refiriendo a Confederación Hidrográfica del Ebro, Obras Públicas, Gobierno Autonómico y el causante de la pérdida del río, ENDESA.

¿Podrías precisarnos algunos datos del proyecto?

El proyecto contempla la limpieza del cauce, eliminación de toda la maleza, repoblación con especies autóctonas, caminos a ambos lados del río, pasarelas que enlacen ambas riberas y dotar al río de un caudal ecológico.

¿En qué consiste eso del llamado caudal ecológico?

Es el mínimo caudal exigible para que un río mantenga su potencial de vida, de regeneración. Es lo que por ley corresponde hacer en todos aquellos ríos en los que la intervención  del hombre ha influido tan decisivamente que el río corre el peligro de morir. En nuestro caso, el proyecto contempla que el caudal sea de 150 litros/s.

En caso de que se llegue a conseguir ese caudal, ¿ será necesaria una nueva estación de bombeo más potente en la zona del Dique?

El agua que se acumulará será el equivalente a unos 12.000 m3 en un ciclo de 24 horas, y no requerirá una nueva estación de bombeo. Eso es una idea errónea que se está propagando de forma intencionada.

La estación de bombeo actual consta de un grupo capaz de bombear casi 1700 litros/s y dos grupos auxiliares de apoyo para casos excepcionales. Es decir, la bomba es capaz de achicar el agua acumulada de un día en apenas un par de horas.

¿Ese bombeo resultará muy caro por el consumo de energía?

Para nada. Ese volumen de agua deberá ser elevada en horario nocturno, cuando el coste energético es del orden de un 40% más barato y se convierte en energía potencial turbinable que generará KW a precio normal de horario diurno. La compañía explotadora, ENDESA, bien puede asumir ese coste cero.

Es decir, el coste de la elevación del agua en el Dique a precios nocturnos equivale al beneficio obtenido de turbinar esa agua y obtener Kw a precio diurno en la presa de Mequinenza. Concretando, el coste final es 0€/Kw.

Vamos ahora con otro tema que puede resultar problemático. Hay parcelistas que, con el paso de los años, han ocupado terrenos del antiguo cauce. ¿Cómo se resolvería ese tema?

Francamente no creemos que sea un problema difícil de resolver. Como de todos es sabido, los parcelistas han ido ocupando terrenos del río, pero también hemos de ser conscientes de que el río no será nunca más lo que fue. No se producirán grandes riadas ni se requiere la amplitud del cauce antiguo.

En consecuencia, lo que proponemos es que aquellos parcelistas que ocupen terrenos los sigan ocupando con la condición de que han de mantenerlos limpios respetando el paisaje que se va a generar.

Una obra de tal envergadura costará mucho dinero… ¿Quién ha de asumir el coste?

Sí, efectivamente el coste es inasumible para Caspe y además no se pretende que sea así.

Hemos de tener en cuenta la posibilidad de dedicar parte de los fondos de reserva que gestiona la Confederación Hidrográfica del Ebro y que lo propio sería que fueran administrados por aquellos pueblos que han sufrido las consecuencias derivadas de grandes presas.

Otra posibilidad es aplicar el principio de que quién causa el daño debe repararlo. Naturalmente nos estamos refiriendo a la empresa que explota la central de Mequinenza. Aunque esta empresa podría derivar la responsabilidad a quien le concedió la autorización para hacer el embalse…

¿Es factible que la empresa de la que hablas, ENDESA, asuma ese coste?

Éticamente debería asumirlo. Económicamente es una minucia para ellos. Y como deuda contraída con Caspe, sí, debería asumir ese coste.

También puede mirarse desde un punto de vista empresarial, con miles de clientes caspolinos, por lo que tal vez le pudiera resultar rentable por la fidelización de sus clientes.

¿Quién ha de asumir el reto de la negociación?

Entendemos que el reto debería asumirlo el equipo al que le ha tocado gobernar Caspe en este momento. A tal efecto, en el momento oportuno se le hará entrega formal de las firmas conseguidas.

Hasta ahora, el Ayuntamiento nos ha dado facilidades para la organización de la Jornada del día 16 y también de los actos que celebraremos durante la próxima feria de Caspe. Lo cierto es que hemos sido muy bien recibidos por parte del equipo de gobierno y han mostrado interés en el asunto.

¿Cuánto tiempo costaría llevar a cabo este proyecto?

Actualmente el proyecto está durmiendo el sueño de los justos en un cajón, y por tanto el primer paso es desempolvarlo. Una vez tomada la decisión, que dependerá de la capacidad que demostremos entre todos, hay que asumir que, dado el elevado coste, probablemente se programará la ejecución en diferentes fases, ya que hablamos de aspectos puramente técnicos y corresponderá a los técnicos decidir por qué tramos se empezará a trabajar.

Lo que debemos tener claro es que no será un proyecto que se lleve  a cabo de la noche a la mañana, pero qué importa eso a quienes llevamos esperando más de cincuenta años…

l6_511x723

Pero, teniendo en cuenta esos costes previsibles y la envergadura del proyecto, quizá haya quien piense que no vale la pena recuperar ese tramo del río. Como convencerías a los escépticos? ¿Cuáles serían los beneficios para Caspe?

Por supuesto que vale la pena. La pérdida de un río tiene un valor incalculable, es imposible fijar su precio. Hacerlo es tan difícil como calcular lo que vale la Colegiata de Caspe.

Cada vez se hace más patente la idea ya defendida por ilustres expertos en la materia, como Pedro Arrojo, que nos dice que lo mejor que puede hacerse con un río es dejarlo correr hasta el mar, mirarlo como algo mucho más importante que una corriente de agua, ponerle menos hormigón y más inteligencia. No es asumible que un gran número de grandes ríos del mundo lleguen al mar sin agua.

El beneficio más importante es recuperar el río en cuyo entorno nuestros antepasados fundaron Caspe. De todos es sabido, que Caspe siempre ha regado y sigue regando del río Guadalope, no del Ebro.

Porque el río de Caspe no es el Ebro, es el Guadalope, aquel en el que nos bañábamos, paseábamos, oíamos el trinar de los pájaros y el sonido del silencio. No es el infecto cauce que ahora soportamos, lleno de maleza, podredumbre y malos olores. ¿No es suficiente razón para recuperarlo?

Acabamos con el clásico de El Agitador. Recomiéndanos una película, un libro y un disco o grupo de música.

En cuanto a la película, “El Padrino” sin duda, por el drama que encierra en la sociedad italiana y norteamericana. Y otra es Memorias de África, por la fotografía de sus paisajes espectaculares.

Mi libro de mesa es El Quijote. Creo que lo habré leído media docena de veces y cada vez descubro cosas nuevas y me gusta más. Además, la epopeya de su lucha contra los molinos de viento me recuerda, en cierto modo, a nuestra batalla actual en defensa del río Guadalope, que a alguien puede parecerle una locura, o la sentencia aquella del Hidalgo: Sancho, con la Iglesia hemos topado. Pero también tengo presente que David venció a Goliat.

Y en música, los Beatles, es el grupo de música que más me gusta. Fueron un fenómeno increíble e irrepetible.

rio-guadalope

David Bonastre

Share This Article

Related News

Entrevista a Benito Gimeno. Parte 2: “Caspe es un pueblo conservador de izquierdas”
Entrevista a Benito Gimeno. Parte 1. De sus inicios en política a la “noche de los cuchillos largos” en Caspe: “aquello fue lo más desagradable que se le puede hacer a una persona”
Ha fallecido José Sanz, histórico militante del PSOE caspolino

About Author

David Bonastre

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies